Álvaro Borjas Fotógrafo de Bodas en Sevilla

Lo que también soy.

Un atardecer. El continuo ir y venir en una estación. El músico del metro. El perfil de la persona que amo. Una partida de dominó en cualquier bar a cualquier hora.

Todo esto también lo soy.

Forma parte de mí y de mi fotografía.

Me alimento de las emociones. Emociones que están ahí fuera, en cada persona que me cruzo, en cada piedra antigua. En paisajes y en la mirada de quien los observa.

Porque de mi vida personal también guardo recuerdos. Me gusta contar historias, recordar días corrientes por lo que mis ojos captaron en ese momento y en ese lugar.

Dadle al play y disfrutad: